Jun 14, 2013

Fallecio Jorge "El Pelon" Arevalo, primer "10" del Deportivo Cuenca


Hace 14 días, Jorge “El Pelón” Arévalo Fajardo festejaba su cumpleaños 66 en compañía de su familia. Dentro de sus planes estaba visitar a uno de sus hijos, en Estados Unidos pero la vida le deparó una ingrata sorpresa. Ayer, a las 15h30, mientras caminaba por la Plaza del Arte tropezó y no se volvió a levantar, según su hijo, Jorge. Arévalo fue el primer 10 del Deportivo Cuenca. Hace casi un año lamentada el fallecimiento de su compañero Luis “Paragua” Martínez. Hoy tampoco está pero queda un legado que él mismo se encargó de enriquecerlo a través de buen fútbol, desde cuando dio sus primeros pinitos en el tradicional barrio El Vado.
“Jugó en el equipo Los Pibes de El Vado del cual ahora solo quedan con vida Luis Mendieta y Eduardo Dumas… Luego, a los 13-14 años, jugó en Juvenil bajo las órdenes de Che Pérez. Por lo flaco, alto y hábil con la pelota le bautizamos ‘El Tabaco’ Arévalo”, rememoró uno de sus más grandes amigos, Luis “El Negro” Díaz.
Arévalo formó parte del Club El Vado desde sus divisiones inferiores. Emigró a los Estados Unidos pero retornó en 1971 para formar parte del primer plantel del Expreso Austral junto con Piazza, Daza, Laterza, Caicedo, Jaramillo, Aguirre, “Paragua” Martínez, Tenorio, “Araña” Martínez, Joselito Garcés.
“Jugaba como interior izquierdo cuando se jugaba un 3-2-5. El bajaba a recibir balón y hacía jugar”, señaló Díaz mientras apretaba sus manos para contener sus lágrimas. “Era brusco, mañoso, mal hablado en lo futbolístico pero sobre todo era un magnífico amigo”, acotó.
Antes de vincularse al Emelec prestó sus servicios al Macará de Ambato y Audaz Octubrino de El Oro. También jugó en Liga de Cuenca. “Fue un buen volebolista y un buen indorista. Formó el equipo Inter, con jugadores de El Vado, y salió campeón en el Mundialito de los Pobres”, señaló Díaz quien luego también jugó en el Inter y salió campeón con Arévalo.
El mote de “Pelón” lo patentó Pablo Hannibal Vela, el Rey de la Cantera. Su melena fue producto de la moda que estaba vigente en Estados Unidos, también lo llamaban “Caldo de huevos”, por un negocio que tenía su madre.
En las concentraciones era uno de los más bromistas. En una ocasión empezó a llamar a sus compañeros por teléfono, haciéndose pasar por periodista. La última vez que sus amigos lo vieron jugar fue hace dos semanas, en el Campeonato Bolivariano de clubes como parte de Amistad Club. Sus restos se velan en Portales de Yanuncay. Mañana recibirá cristiana sepultura luego de la Santa Misa prevista para las 11h00 ¡Paz en su tumba!.
Reciba al instante las ultimas noticias en su email, subscribase
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...