Aug 18, 2012

Dolorosa derrota 2-0 para Liga de Quito en Casa Blanca

Los hinchas de Liga de Quito se miraron las caras. Nadie encontró respuesta a lo que ocurrió en la cancha. Edgardo Bauza, DT albo, masticó chicle con sabor a bronca, porque su equipo perdió 2-0 ante Deportivo Cuenca

En solo 20 minutos, los australes complicaron a los albos y perturbaron más al DT rosarino, que ya es resistido por parte de la hinchada. Los tantos fueron convertidos por Nicolás Domingo (5’) y por Miller Castillo (20’).

En el partido, que correspondió a la séptima fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, para complicar más el panorama universitario, salió lesionado su goleador (18 tantos), Claudio Bieler. En su lugar ingresó Kevin Mercado.

El equipo dirigido por Luis Soler, amigo de Bauza, fue como un leopardo agazapado: esperó pacientemente y lanzó dos zarpazos que desconcertaron a los jugadores locales en la cancha, al DT en la zona técnica y a los seguidores azucenas en las gradas.

El primer gol fue en un centro retrasado de Julio Angulo, en una rápida salida. Con todo el panorama abierto, llegó el argentino Nicolás Domingo para rematar cruzado y gritar su gol con furia mirando al cielo. Era el minuto 5’ y con este tanto, Deportivo Cuenca se adelantó en el marcador.

En el 13’ se dio la primera aparición de Marcelo Ojeda, atajando con una gran volada, un remate del paraguayo Eduardo Echeverría. El golero gaucho ya fue figura en la sexta fecha ante Deportivo Quito.

Con el marcador a favor del adversario y el cronómetro corriendo sin pausa, Liga procuró llegar al área cuencana abriendo la cancha y con sucesivos toques. A momentos, los dirigidos por Bauza se excedieron en la rotación del balón, lo que facilitó la labor de marca visitante.

Pero el Cuenca siempre fue más peligroso y alarmante cuando atacó que la ‘U’. El segundo fue un golazo (20’). Tras otro contragolpe y con otro centro medido de Miguel Bravo, Miller Castillo definió con un cabezazo letal, al ángulo, imposible de contener para el golero Alexander Domínguez.

En el 36’, Bieler, el principal piloto de ataque merengue, se exigió para ganar un balón y rematar. Le costó una lesión, no el gol que buscó. Se tomó la parte posterior de su muslo derecho. Con resignación y molestia reflejadas en su mirada, pidió el cambio en lugar del juvenil Kevin Mercado. Mientras que Ariel Nahuelpan, el otro atacante albo, solo mostró ganas y fortaleza física.

El Cuenca nunca renunció a su ambición. Esto se evidenció en la etapa complementaria, Aunque tenía una cómoda ventaja de dos goles en el bolsillo, buscó aumentar la diferencia cuando la ‘U’ lo permitió adelantando sus líneas, en pos del descuento.

Recién en el minuto 61, Liga generó una jugada de real peligro, cuando Mercado sacó un centro retrasado y Néicer Reasco no atinó a darle dirección al balón dentro del área chica. Bauza, incrédulo a lo que vieron sus ojos, se dio la vuelta hacia la tribuna en una muestra de coraje.

La ira se trasladó a la cancha. Los jugadores albos se reclamaron entre ellos porque todos los intentos por descontar terminaron desviados del arco y en las manos de Ojeda. Y como onda expansiva, se trasladó a la barra Muerte Blanca. Un grupo de integrantes de esta agrupación se subió a la cerca y el árbitro José Luis Espinel debió paralizar el cotejo hasta que descendieran.

Los aficionados no hicieron caso, a pesar de que Liga perdía y el equipo requería contar con el tiempo para, al menos, descontar. Ni Nahuelpan, Domínguez, Norberto Araujo, ni la voz por los altoparlantes convencieron a los hinchas. ¿Querían evitar una goleada en contra o fue una muestra de rechazo al juego de Liga y de su entrenador?

Pasaron más de 10 minutos y esa actitud rebelde de este grupo de integrantes de la Muerte Blanca no impidió la caída en Casa Blanca. Al contrario, le quitó envión al equipo. El final del invicto universitario en esta segunda etapa abre otra interrogante: ¿Cuál será el futuro de Liga?
reciba al instante las ultimas noticias en su email, subscribase

No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...